jueves, 17 de abril de 2014

UNIR UNA CINTA DE LIJA

          Ya nos construimos una lijadora de banda, y ahora se nos presenta el problema de encontrar lijas hechas a nuestra medida, y si no contamos con ello lo mas probable es que tengamos que hacérnosla.
          Por tanto debemos recurrir a construirnos nosotros nuestra propia medida.

          Hay casas especializadas en abrasivos que nos venderán lijas en tiras o rollos de 10, 25 o 50 m y estas en diferentes grados o granulado, y estas son las que nos interesan.
          Lo primero es cortar una tira del largo que nos interese y hacerle el corte superponiendo los dos extremos, y haciendo el corte en ángulo con una inclinación de entre 30º y 45º  con el eje transversal.


          Esto facilitara que luego no se enganche la cinta y el caballón que pueda producirse por la unión sea lo mas suave posible.

          Como los extremos deben unirse solapando uno trozo de uno sobre el otro, en esa unión el grosor es doble y por tanto si conseguimos reducir cada extremo a la mitad, habremos eliminado ese resalte.
          Para ello, trataremos de eliminar la capa de grano que se encuentra en uno de los dos extremos, por ejemplo en el inferior.
         Con quitar alrededor de un centímetro será suficiente, y para ello usaremos un disco de diamante que al ser mas duro que el circonio o el compuesto del abrasivo no sufrirá y conseguiremos eliminarlo teniendo cuidado de no comernos el soporte de tela que lo sujeta.


           Suelo utilizar uno como este, que se lo coloco al taladro de columna. Pero antes preparamos el extremo de la cinta de esta manera.

           Con dos púas lo fijamos a una tablilla y esta a la mordaza que usamos en el taladro, si bien la dejamos libre y situamos a modo de guia una regla para que podamos desplazarla facilmente a lo largo de una linea.



          Esto facilitara que el desbaste sea paralelo al corte que hicimos de la cinta.

          Fotito al canto, y así lo comprendemos de un vistazo.


          Ponemos en marcha el taladro y bajamos con precaución hasta que comience a comerse el abrasivo a la vez que movemos las mordazas adelante y atrás hasta eliminar todo y dejar solo la cinta soporte.




          Una vez hecho esto, procedemos a la unión de las dos cintas. Para ello yo utilizo un pegamento que me da unos resultados excelentes, pega como el cianato, rapidamente y a la vez es un poco flexible con lo cual es ideal para las torsiones y estiramientos que sufre la banda de lija en su función.

Es este.






           Para su unión lo situó solapándose y procurando queden alineados los dos extremos de la cinta. Suelo poner un trocito de papel debajo para que no se pegue a la mesa, extiendo el Loxeal sobre la superficie y solapo el otro extremo, sobreponiendo un nuevo papel y una tablilla para repartir la presión con un sargento sobre ella.



          Y este, después de unos cinco minutos de presión, es el resultado.






          Conviene rebajar con una lima de diamante el borde de las uniones para reducir al máximo el escalón que inevitablemente se genera.
          Y eso es todo.



7 comentarios:

  1. Que tipo de pegamento es el loxeal? Así lo busco en mi país ya que si digo loxeal no lo encontraría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que se, es un pegamento a base de cianocrilato, pero con mas flexibilidad una vez que seca, que evita se quiebre y se despegue.
      Espero esto le ayude.

      Eliminar
  2. Que tipo de pegamento es el loxeal? Así lo busco en mi país ya que si digo loxeal no lo encontraría.

    ResponderEliminar
  3. donde puedo encontrar ese pegamento

    ResponderEliminar
  4. Pregunta en ferreterías industriales, yo lo compre en Murcia en el polígono de Alcantarilla.
    Pero pregunta por las características, Fuerza y flexibilidad, y seguro te aconsejaran alguno similar.

    ResponderEliminar